4.20.2009

un fin de semana

Este fin de semana vino Edu, y cuando viene ella significa que hay más actividad que en otras ocasiones.
El viernes que llegó quiso ir a las pizzas y luego a conocer los mezcales... Estuvo bien en ambos lugares, ahora aproveché mi medio de transporte para flojes (carro) y así fue un poco más cómodo el transporte... En los mezcales probó traguitos del mezcal de manolo y del mio... no le gustaron, la reacción además de una cara de pasita fue de "¡¿cómo se pueden tomar eso?!"... pero se tomó unos licores de canela y quedó feliz y contenta. De regreso casi nos toca el alcoholímetro, afortunadamente lo evadimos, pero luego tuvimos que dar una vueltesota...
Ya llegando a la casa pues la chorcha, el chisme, hasta que nos dieron las 3:30... y dije, ya a dormir porque sino mañana vamos a estar muertas.
El sábado nos levantamos temprano, nos bañamos, desayunamos, preparamos nuestro lunch y salimos hacia chapultepec.

Después de pasar un buen rato en el metro achicharrándonos, llegamos al lago de chapultepec, con su muy distinguido color verde fosforescente y las señoritas nefastas de las lanchas, que no nos dejaron tomar una con remos que porque éramos dos personas y era para 4... En fin, nos subimos a un pato purific, pero sin cuello y cabeza, jajajaja... osease una lancha amarilla con pedales... Los primeros metros no teníamos idea, no nos habían explicado nada, y como varios estaban despegando, pues hubo unos pequeños choques "el pato purific chocón"... Pero unos segundos después ya controlábamos por completo al patito... Así que empezamos a pedalear con más enjundia, descubriendo que eso hacía que el agua se filtrara hacia nuestras piernas, no nos agradó así que bajamos la velocidad. Después de haber recorrido todo el lago y de acosar a las personas en otras lanchas decidimos descansar en una zona del lugar, creamos la "isla bonita" y la gente pasaba a nuestro alrededor por lo que nosotras nos botábamos de la risa...
Luego de regreso... y al zoológico. Dejamos nuestro equipo/comida de picnic en la paquetería y a tres horas y media de puro zoológico.
Nos tocó bien hasta eso, yo pensé que iba a estar más lleno... Recorrimos todo a un paso bueno, entreteniéndonos constantemente con los primates y con los felinos... pero el que se llevó el día fue el rinoceronte blanco, posó por un buen rato a la cámara... ¡muy chido!
También nos reímos por los comentarios absurdos de muchas personas... "mira el gatote nena" "ese chango se parece al abuelo, porque tiene bigotitos blancos" "ese panda parece kung fu panda, sube y baja su pata como si quisiera dar patadas" etc...
Pero nos quedamos sorprendidas con la actitud de algunos niños... Un niño que dijo "ese se parece a papá porque se pone a jugar con su pito y tiene cara de enojón" y la mamá le dijo, "sí, un huevón que no tiene otra cosa que hacer".
Otro niño (como de 6 años) cerca de los elefantes posando con el dedo en forma de seña obscena al celular de su mamá...
Un niño tratando de saltar hacia los canguros...
Estuvo divertido... Después nos sentamos en el jardincito enfrente del museo rufino tamayo... ahí comimos rodeadas de ardillas que no comen zanahoria o jícama, puro pan... Edu no quería que les diera de comer, así que no les hice mucho caso.
Terminando de comer entramos al museo, ya no tienen su colección permanente, ponen una pequeña con algunas obras de esa colección y la cambian como cada 3 meses... ¡qué mal!
Pero tenían una exposición temporal de Liliana Porter, muy buena, nos gustó mucho. Ahí fue donde Dany se unió a nuestro viaje y regresamos juntas a mi casa a cocinar para la prepostfiesta... En el metro no parábamos de reír y decir estupideces, igual que en el taxi que tomamos y en la fiesta, parecía que nos habían dado gas de la risa o que habíamos tomado mucho, pero quién sabe, tal vez sólo era el calor, recordar viejos momentos, bailar perfume de gardenias, inventar al señor pimiento y la masa con cara de mujer... hacer estupidez y media...

Fue un buen fin de semana... aunque acabé más que muerta.

2 comments:

letraxletra said...

ay yo me acuerdo de tu casa como en pedacitos por la borracherita y cansancio que me cargaba
pero estuvo bien padre
quiero ir
regresar
y pasear que solo fui a estudiar
pero que padre

bueno ya... suena rete bien tu fin y espero sigan muchos fines divertidisimos jajaja

besosss

Manolo said...

si, no se qué les dieron, pero andaban bien loquitas, y decían puuuras locuras

besos