11.19.2008

de esas en los micros

El lunes fui a correr temprano, hacía frío, el micro iba lleno y en él hacía calor, alguien abrió algunas ventanas e inmediatamente comenzaron los reclamos y una señora gritó: no es posible que le abran sabiendo que hace tanto frío!!!
Iba lento, de eso que no sabes si va lento por que va muy lleno y está pesado o el chofer está loco y quiere llenar el micro por completo... Me fui hacia atrás, cerca de la puerta, atrás de mi venían dos señores platicando:
señor1:si si, te acuerdas entonces de él? era dueño de esa cantina de pulque en coyoacán...
señor2:pues más o menos, cuando iba ahí se me olvidaba todo, jajajaja por qué sería?
s1:pues por borracho, por qué otra cosa??? Pues bueno, yo lo conocí en la fábrica
s2: la que cerraron?
s1:si, ahí donde trabajábamos mi hermano y yo, uuuuy fueron muchos años ahí... El este señor trabajaba también en la fábrica, era el que se encargaba de revisar si las tuercas estaban bien puestas. Y pues todas las tardes al salir del trabajo nos invitaba a su casa... humilde la casita, de esas que no tienen puerta, sólo una sábana o de esas telas como de cocina económica en la entrada, protegiendo la entrada de moscas... tenía su tele con antena de conejo, una imagen de la virgen, una silla y una mesita, su cama y un librero con puras revistas de futbol.
Pero eso sí, tenía una buena dotación de pulque...
s2: jajaja qué borracho! por eso no tenía más cosas, se lo gastaba en chupe.
s1: no idiota! él fabricaba el pulque, y lo vendía en unos barecitos por xochimilco... Un día que fui a visitarlo, le sugerimos mi hermano y yo que pusiera una cantina en coyoacán, de puro pulque, que seguramente las personas que viven por ahí pagarían por ponerse bien borrachos y pues que estaba muy bueno entonces que le sacara provecho. Unos días después pidió permiso de faltar a la fábrica, fue a conseguir dinero con su familia en Hidalgo, y a su regreso nos dijo, todo listo, búsquenme un lugar en coyoacán y empezamos el negocio. Justo en ese momento cerraron la fábrica, ni mi hermano ni yo teníamos dinero para ese nuevo negocio, así que le dijimos, lo sentimos mucho pero no podemos ayudarte, hay que buscar chamba.
s2: chale, qué pasó entonces?
s1:pues no sé cómo consiguió todo, pero logró poner un lugarcito en coyoacán y no duró mucho, pero hasta tu fuiste... después se lo pasó a un compadre suyo que hizo el favor de administrar todo mal y ahí se acabó su negocio, no lo había visto desde ese entonces, uchales, me hubiera gustado platicar más con él, le hubiera pedido su teléfono o dado el mio... ahora a mi me va muy bien y me hubiera gustado darle el apoyo que no le di.
s2: luego se encontrarán de nuevo, este lugar por más grande y lleno de gente, siempre hace que te topes con todo el mundo...
s1: si claro, todo el mundo!!! sigo sin encontrarme a las actrices que me gustan baboso! jajajaja

Dejé de poner atención a esa conversación porque surgió otra interesante, que pondré aquí después... bueno, a descansar, porque este doctorado está matando mis pocas neuronas...

5 comments:

Manolo said...

ea.. todo un visionario, lástima que dió a administrar el negocio, tal vez hoy tendría muchos clientes de esos miles que pasan por coy

anais said...

eres una mentirosa
si tu tienes un chingo de neuronassss!!

nada más que andan ultimamente entre borracha-cansada-ocupada

déjelas en paz

Karla V said...

mm sólo una vez he probado el pulque y recuerdo que estaba sabroso, quizá es porque no tomé más que medio litro, pero no me embriagó!! no me habrán dado gato por liebre? jajaja estaría chido volver a tomarme uno... por qué me das ideas, Analines?? B)


espero que ya andes más alivianada, un abrazote y muchos saludos!

Anonymous said...

Shala, tus narraciones me hacen vivir un poco nuestro pintoresco coyoacan.cuando las leo,me dan ganas de comerme una queca...mmm
esta esta muy buena.
laus

stevie said...

Me parece triste que uno tenga que subirse al transporte publico para poder ir a correr (o al menos eso entendi) porque no se pueda hacerlo en las cercanias de la casa propia.
pero al menos estuvo buena la recompensa, esa historia estuvo muy entretenida.
saludos