9.18.2008

desde los cuántos años???... narraciones del micro

Estoy escribiendo de noche, no habiendo dormido mucho últimamente y menos anoche... pero bueno, haré mi mejor intento por recordar la historia...
El otro día agarramos el micro, ahora que recuerdo no recuerdo a dónde íbamos, creo que a las pizzas... jajaja ni sé... chale... bueno luego lo consultaré... ah ya, a la Roma a una exposición y a comer hamburguesas que sin el pepinillo hubieran estado muy ricas.
Justo cuando salíamos de la casa pasó un micro, no corrimos, decidimos esperar otro, vimos que a lo lejos venía uno muuuy lentamente, en el segundo carril, le dije a Manolo, ese viene exageradamente lento... pero venía vacío así que nos subimos, le di el dinero al chofer y noté algo raro en su voz y su cara... realmente mi cerebro no lo entendió en el momento... Manolo dijo, tiene como 15 años!
Empezó el camino, íbamos en la parte de atrás del micro, parados y agarrados de los tubos, comenzó a acelerar, aceleró más, y más y más y no cambiaba de velocidad, eso sí, se iba abriendo cada vez más en el camino, ocupando el segundo y tercer carril, empezaron los pitidos de los otros automovilistas... metió segunda y como a unos metros le hicieron la parada comenzó a dejar de acelerar esperando que el micro se parara por arte de magia, así en plena marcha subía a otras personas... al principio me dio un poco de risa, pensar que un chavillo de 14-15 años estaba intentando manejar el pesero me pareció chistoso, pero noooo, a los pocos metros invadiendo carriles, banboléandose de un lado a otro, Manolo dijo, ya ni quiero ver, yo sólo contesté, yo por eso veo hacia atrás... un señor sentado frente a nosotros reía y le decía a su esposa a ver si llegamos... Avanzamos bastante, en el mismo nerviosismo, además de esas veces que la gente que va a bajar toca y el chofer hace caso omiso o se para a la de ya casi subiéndose a la banqueta... Se desocuparon los asientos de la parte de atrás, yo me senté, Manolo dijo, no sé si quiero sentarme, preferiría ir bien agarrado... tenía razón, pero mi risa sobre la situación me impedía agarrarme bien, así que me senté... Así avanzamos más, de la misma forma, forzando el motor sin hacer los cambios de velocidad, cobrando en cuanto la gente se subía, no frenando sino desacelerando, ya se sentía el nerviosismo... En eso vi cómo otro micro lo rebasaba, pasamos otras dos paradas y de pronto, cerca de la mega, el chofer de otro micro paró a el super chofer del nuestro, y gritó, por favor pasen al otro pesero! Sin pensarlo dos veces todos bajamos y nos subimos al otro... el micro donde veníamos quedó a la mitad del camino, mal estacionado, con el chavito dentro, con cara de desilusión....
Se notó inmediatamente la diferencia en el manejo del volante, jajaja, pero estuvo muy raro... no sé si sería hijo de algún otro chofer, amigo, o qué? pero definitivamente era de sus primeras veces manejando...

7 comments:

Karla V said...

jajaja aventuras extremas!!! y es que bueno, si lo piensas, nadie nace sabiendo jajajaaja en algun lugar y con algunos pasajeros inocentes, los choferes de micro tienen qué aprender :)

imagínatelo dentro de unos diez años!!



abrazotes y muchos saludos, Analines XD

Manolo said...

si, canijo chamaco, y nosotros de tontos subiéndonos ahí, ni modo, pero salimos vivos.

besos

krause said...

hay hay, pues ya llevo un tiempo leyendo tus anecdotas me parecen bastante divertidas hacen amenos los dias en que ando un poco decaida, hasta hoy me anime a comentarte jajja, el tema de hoy es como comun en mi trayecto a la escuela jajajja parecen arrancones, al menos me ayudan a llegar puntualmente a mi destino pero me pregunto si un dia me llevaran a otro ? mmmm

saludos por aca marisol o si gustas krause

dèbora hadaza said...

no, no manches!! a tomar clases a otro lado, que irresponsabilidad, imaginate... jajaa

no manches, en serio que solo en Mèxico

Ale Morando said...

jajajajaja asi que les toco el micro cono todo y chofer novato, qué aventura! lo bueno es que no paso a mayores y que salieron bien librados jajaja porque como describes su manejo del pesero.. jajaaj quien sabe

saludines!!

Roxana said...

No manches! Jajaja, casi mueren en manos de un camionero de 15 años! No importa la edad, muchos conductores manejan igual que ese chavito.

Sr.X. said...

No sé si sea algo presumible, pero por mis rumbos, acá en el Edo. Mex., a esa edad los chavalos ya son todos unos cafres en los microbuses más chungos de la ruta.
Hasta pantallas LCD y equipo de sónido para ver videos de reggeton mientras estás atorado en el transito lento.