9.27.2008

297...los cochinitos chillones

Continuemos entonces la narración del otro día, ya tengo unas nuevas de ayer...
Después del extraño hombre experimento/abducción alienígena de venta de seguros, me cambié de metro, no iba tan apresurada porque estaba a tiempo, entonces la correspondencia la tomé lentamente, lo cual fue bueno porque pude ver otras cosas... Había un niño perdido llorando a la mitad de las escaleras, pero era tanto el berrinche gritando mamá mamá!! que se iba resbalando por las escaleras una por una... por lo general esa escena no me importaría, seguiría mi camino pensando en las veces que mi mamá se fue más rápido y yo estaba segura que estaba a mi lado y cuando me daba cuenta el gran grito de mamá... pero no vi a la mamá del niño y por la cantidad de mocos y lágrimas en su cara se veía que había pasado un tiempecito considerable desde que perdió a su mamá... así que al bajar de las escaleras eléctricas, subí las escaleras normales, me senté junto a él y empecé a hablar:
-hola cómo te llamas? yo me llamo ana laura
-mamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! -el niño sólo podía gritar mamá...
-tranquilo tranquilo, seguro está aquí cerca, no te dijo a dónde iba?
-al baño
-aaaaah entonces ahorita viene, seguro te dijo quédate en este lugar y no te muevas
-si, pero me moví
-muy mal, dónde te tenías que quedar?
-allá- señaló con su dedo mugroso y lleno de mocos el lugar donde en unas vitrinas ponen algunas fotos o mini exposiciones...
-vamos entonces, no veo a nadie, pero no ha de tardar tu mamá, mientras cántame una canción, ándale
-bueno
el niño afinó la voz, sorbió sus mocos y empezó a cantar
-los tres cochinitos ya están en su cama....
yo también empecé a cantar, esa sí me la sé, y así empezamos a cantar la canción, él se fue calmando, yo me sentí bien por ayudarlo un poco... nos sentamos y cantamos cada vez más fuerte la misma canción... en eso llegó una señora, y le dijo, ay lauro eres un cochino chillón, -muchas gracias señorita, qué bueno que le hizo compañía, porque no me quiso acompañar al baño porque según es un niño grande y fuerte, pero vea semejante chilladera, lo oía hasta el baño... muchas gracias, que dios la acompañe
-adios ana laura, yo me llamo lauro, como tú pero con ooooooooooooo
y se fue cantando otra canción de cri-cri en el camino, la de las vocales, que yo fui tarareando el resto de mi viaje.

5 comments:

Yareli said...

Ahí vien la Aaaaa ahí viene la Eeee, jaja Lauro, chale, que raro. Saludos Ana, a ver si ya pronto dejamos de ñoñear con el trabajo y si nos vamos a tomar un cafecito. Abrazos =D

Ale Morando said...

Ana Laura al servicio de la comunidad! que buena onda que ayudaste al pobre niño porque se siente horrible que no veas a tu mamá (yo una vez me perdi en un mercado y fue muy feo)

fue el día de las coincidencias, que chido!!

un abrazote

krause said...

jajajjaj muy bien me gusto, hubiese hecho lo mismo, me agrado lo de lauro chale que mundote tan chiquitito tan lleno de coincidencias mmm creo que nunca encontrare alguien con un nombre como el mio jajajja.
saludos

Manolo said...

oye, y ningún poli pasó por ahí con el niño solo?
pobre niño, lo bueno que pasaste por ahí, pero a ver si aprende el laurito
jejeje, se oye muy raro
besos

Edgar said...

Hola, tus relatos parecen hasta como surrealistas, lo que uno no ve a su paso por el metro, esta muy bueno tu blog.

Te dejo el mío a pesar de que ya no escribo hace un rato (www.lasbanalidadesdeedgar.blogspot.com)...

Saludos...