2.18.2008

de mi... fa sol tututututututuruuuu


Pues sí, estoy aquí, para variar, comiendo, hice un experimento oriental, un poco de esos fideos tranparentes, lechuga, pepino, naranja, camarones, surimi, salsa de mango y uuuy quedó bueno... aunque creo que pronto me dará hambre, más hoy que ya reinicié le gimnasio, y seguramente mis músculos (uy cuántos músculos) empezarán a pedir más y más comida... A mi comida la acompaño con un daiquiri.... tsss en lunes!!! jajaja, nimodo, así es esto de la vida de freelance estudiosa y con tiempo para ocio.
No tengo nada interesante que contar... bueno, supongo que sí, por eso hoy trataré algunas confesiones mias de mi para todos ustedes los lectores que no se aburren con mis babosadas... (mmm supongo que también el el alcohol el que quiere hablar)
pues sí, confieso que comía tierra cuando era niña, tierra de masetas de las violetas o geranios de mi mamá, obvio a ella le daba el patatus y a mi me daba mucha risa porque no se enojaba conmigo por comer desesperadamente tierra, sino se enojaba porque dejaba sus plantas enclenques y con muy poquita tierra.
Un día confieso que me enojé mucho con mi mamá, así que a manera de venganza saqué sus discos de acetato, los puse en el suelo y bailé sobre ellos hasta que quedaron más rayados que mi cara.
Nunca me gustaron los juegos de niñas (comidita, familia, tiendita) ahh pero bien que era conejillo de indias para las recetas de cocina de las niñitas jugando a la comidita.. muy rico! Y me gustaban los insectos (mientras no fueran cucarachas o moscas) que le agregaban a sus ricos platillos, sobre unas hojas que alguna vez me dejaron los labios hinchados...
Aprendí a cocinar desde muy pequeña, a los 8 tomaba un taller de cocina y mi primer platillo fue una sopa de papas, poro y salchichas, hace como 5 años que no la hago... a los 10 le ayudaba a mi abuelita a hacer tamales, buñuelos, mixiotes, arroz, y quien sabe cuánta otra cosa. A los 11 ya cocinaba yo la comida en mi casa porque mi abuelita se iba de vaga. Pero eso sí, soy re melindrosa, me gusta comer, pero sólo lo que me gusta y se me antoja, sino mejor ni como, me aguanto y pum mi panza se queja.
También comía gomas, gis, alguna vez probé el resistol, la madera de los lápices, tinta, el como plastiquito de los plumones, la pared (que sabe similar al gis), el hule espuma, las plumas de pato, el jabón, shampoo, acondicionador... por suerte nunca probé el cloro (aunque en mi época de tifoidea quería tomar cloro para que todo se limpiara, jajaja ah pero estoy re loca)
Hacía experimentos con diversos jabones que luego congelaba para tener un jabón superlimpiador y frío... menos mal que nunca me lo comí.
En la primaria coleccionaba frijolitos en frascos con algodón y agua, ya tenía una colección muy grande en mi cuarto hasta que mi mamá me dijo que era demasiado dioxido de carbono, con tal de poder tirarlos.
Coleccionaba canicas, bueno, todavía... y pensaba/pienso/imagino que son pequeñas galaxias de entes locos, lo cual no suena tan descabellado en mi cabeza.
sufro (sufro?) de insomnio la mayor parte del año, aunque ayer dormí 7 horas y ando muy feliz por ello, claro hay que celebrar, es la escusa de mi daiquiri... rico. (no creo sufrir tanto, ya me acostumbré, luego sí me pongo más extraña y loca de lo que ya estoy, pero pues son las conexiones lentas cerebrales en mi cabeza y la unión de palabras sin cesar que da como resultado una serie de oraciones sin sentido, con definiciones raras y sinónimos inventados).
Qué más? sepa la bola, jajaja creo que ya fue demasiado, todo relacionado con mis locuras y mi hambre... de verdad que creo que tengo un problema... pero bueno, ahí la llevo en la vida... no me quejo... mis tripas sí, así que iré por un postre, qué será qué será... quiero crepas de cajeta bueno, con cajeta, no es lo mismo vaso de agua que vaso con agua... ni es lo mismo crepas de cajeta que con cajeta, uuuuu, jajajaja estarían buenas de cajeta con cajeta... pero no tengo ni crepas ni cajeta, así que será otra cosa... ya, basta, aquí termino de escribir esto que no tiene ningún sentido...
ahhh, eso sí, alguien requiere del servicio de una diseñadora gráfica/web/ilustradora??? ofrezco mis servicios...

7 comments:

anais said...

jajajajajajaja
estás loca
y muerta de hambre
yo no comía tanta cosa
ni se qué chingados es el poro
nunca he sabido asi es que tendrás que hacerme una sopa de esas un día, al fin y al cabo es tu platillo más viejo debe salirte muy bien jejeje

tu andas ofreciendote, ofrecida, pero te faltó decir que al mejor postor pa que te paguen millones.
no?

por otro lado... no puedo pensar correctamente porque mi refri no deja de hacer ruido como chicharra... y la palabra chicharra me hace pensar en la malagueña

tu imagen me gustó y me recordó un ejercicio que haciamos con los niños a los que daba clases de pintura con mi mamá, de pintar con popotes.... era divertido

ya hice una biblia
bye :)

Manolo said...

tsss, eso de los discos me hizo acordarme... aquella tornamesa Fisher de mi padre. A temprana edad la aprendí a usar. A temprana edad me fue prohibido su uso debido a mis pininos de diyei.

Ja. Todavía le debo discos a mi padre

Ale Morando said...

jajajaja que buen post, se me antojo tu platillo loco de fideos.. tengo hambre.. trabajar da hambre jajajaja

de niña confieso que me gustaba jugar con las bolitas rojas de los arbustos que decian eran venenosas, me comi dos y nunca pasó nada

odiaba jugar a los quemados o coleadas porque por ser la mas altota o me pegaban primero o me jalaban mas feo

tambien alguna ves comi gis jajajaj y una vez por vengativa le borre a mi hermano el cassette donde habia grabado sus examenes del tae kwon do porque borro dos episodios de x files que tenia en ese cassette

te dejo ando cansada y hambrienta!!!

abrazos, a ver si ahora si te dejas ver el fin.. vaga!

Andrés said...

que bueno que no tenias nada que decir...

que bueno que volviste al ejercicio, y que bueno que experimentes con comida.

que malo que comieras tierra, me acorde de cuando un primo se trago un grillo enorme, y salio el grillo en su pañal despues de una diarrea casi mortal

Isteri said...

jijijjiji, yo me comía las uñas de los pies...guac,. pero ora ya no alcanzo.

pd. Permítame la aclaración. Efectivamente, no es lo mismo una vaso de agua que un vaso con agua.

"Un vaso de agua" es la forma correcta de decirlo, porque la preposición "de" indica cualidad o contenido.

"Un vaso con agua" no es correcto porque la preposición "con" indica simplemente el modo o medio para llevar a cabo una cosa, osea, nada que ver. O sea, sí hay crepas de cajeta perpo no hay crepas con cajeta....aunque podrías inventar una nueva categoría "gramatico-culinaria"

saludos istericox

Linda said...

chido post..ejejeje me hizo reir. Alguna vez comi pasto...
Recomiendo las crepas con cajeta...jejeje ya se me antojaron.
Besosss

Karla Verde said...

mmm este post me abrió el apetito pero en serio!!! lo más trágico de todo es que no tengo cerca nada tan rico como la comida que describiste :P

qué crees? yo de pekeña también coleccionaba canicas, a veces las usaba para jugar y a veces me contentaba con mirarlas a contraluz o hacer dibujos con ellas sobre la cama... no sé donde quedaron, debieron perderse en alguna mudanza pero si eso no hubiese sucedido, seguramente todavía las tendría. las canicas rifan :)


muchos saludos verdes, analines!!