11.05.2007

1ro de noviembre






El Jueves decidí regresar temprano de Cuernavaca, mi plan, un día en el DF recorriendo las cosas concernientes al día de muertos.
Así que me lancé al zócalo, esa frase siempre me da risa, como si uno pudiera auto aventarse, arrojarse contra algo... en fin, tomé el micro y el metro, que hacía un buen rato que no tomaba... me tocó asiento enmedio, por lo que en cada frenon me movía de un lado a otro apachurrando a los otros pasajeros y riéndome un poquito, pensando en eso del:¡¡¡¡haz sandwich!!!! Una viejita iba parada y por más que le ofrecían lugar para sentarse decía muy obstinada, "si me siento me da calor"... pues bueno, ni quién le diga lo contrario.
Llegué al zócalo, en la parte de arriba del metro, cerca de las taquillas había una obra de teatro, mucha gente y muchas cámaras... es increible ver cómo han llegado las cámaras digitales a tantas personas en México.
Salí del metro y vi multitudes de gente, escuché música y vi enormes monumentos de calacas tilicas y flacas representando a algún famoso, Diego y Frida, los luchadores en el ring, el cubo de Pedro Infante y las ofrendas temáticas y las de delegaciones...
Primero fui a ver el tzompantli cronológico, mostrando cráneos o cabezas por épocas.... estaba bien, pero creo que pudo haber estado mejor, jajaja, la gente se impresionaba con las cabezas de vacas, y las máscaras de monstruos, no faltaron los: ""mami, puedo tocar?" Luego seguí caminando rumbo al carro de bomberos y aproveché para hacer fila para el trolebús, estaba chido, me dije a mi misma, oye ana, así deberían de estar adornados los troles siempre, entonces el ruido locochón que hacen se haría bien mortuorio con los adornos de día de muertos.... En fin, luego me subí al ruta 100, que no entiendo por qué tenía a dos calacas motociclistas afuera... y luego a ver las ofrendas por delegación, efectivamente no eran super asombrosas, creo que pudieron haber hecho más, pero hubieron cositas de algunas que se me hicieron chidas... Las calaveras de barro, la ofrenda del metro, los murales de pan, los murales de semillas, los tapetes de flores, las calacas de papel cartón, el ring, la representación de los olvidados... en fin... ir caminando y viendo, oliendo el copal, las flores, los panes, viendo cómo toda la gente tomaba fotos más a lo loco que yo, viendo cantidades impresionantes de niños vestidos como halloween... no sé, es raro, van a ver la festividad de día de muertos, pero los papás insisten en llevarlos disfrazados como halloween para presumirlos y llevarlos casi casi a pasarelas en el zócalo... no sé si había concurso de disfraces o qué.... me pareció interesante.
En fin, recorrí el zócalo de cabeza a pies, todas las ofrendas, escuché descripciones y después de comer me senté en una zona en medio del zócalo, para ver lo que sucedía... los danzantes, la foto con la catrina, los niños llorando del calor debajo de sus trajes, el frankestein harto, los grupos de personas de otros estados, los boy scouts, los perros disfrazados, la música disque de muertos.... tantas cosas en un pequeño lugar, bueno, no tan pequeño, pero en el DF eso se ve pequeño.... ya conforme avanzaba la tarde se llenaba más y más, entonces dije, hora de partir, hora de regresar, descansar, dormir, soñar, y pensar que realmente me gustan estos días del año...

7 comments:

Manolo said...

De verdad era feo eso de los disfraces, sudabas y eran incómodos, yo por eso le decía a mi madre: "namas pìntame para verme muy malo", pero minutos despuès las otras mamaces decían: "aaaaayy que lindo, mira como viene, bla bla bla", por supuesto que yo me retencabritaba porque mi "disfràz" no cumplía su objetivo.

anais said...

yo no me disfrazaba casi nunca... solo de bruja y una vez de gloria trevi jejeje, ya tiraba pa'l monte, jejje...
En fin, tus ofrendas chafas para mí están muy chidas, ya quisiera que en regiolandia pasara algo parecido...
aca jaloguin es mas notorio, mil veces, el norte el norte, y la gente va a texas por su disfraz...
chaaaaaaaale

Sandro said...

Yo nunca he ido al zócalo a ver esto del día de muertos. A ver si el próximo año me "lanzo" jaja, suena interesante tu narración de los hechos.

Ale Morando said...

la verdad esta padrísimo todo lo que transcurre durante el día de muertos y los dias anteriores :)

en Naolinco hacen calaveras de papel maché y las ponen en cada casa, restaurante y negocio

además el sábado, pasamos de regreso por un panteón de esos de pueblito que se veia lindísimo lleno de flores por todos lados y colores

Ojala se sigan conservando estas tradiciones tan mexicanas y que son muy divertidas

Megara said...

Yo me disfracé este año de niña y estuvo bien chafa pq nadie más iba disfrazado así que fue ridiculo jaja..y bueno, qué te puedo decir, no mames, aquí en Francia no hay tanta cosa por el día de muertos, lo extrañé, enserio extrañé el día de muertos en México...sus colores, olores, música, el pan de muerto por supuesto, las calaveritas de azúcar..sufrí no poder celebrarlo pero en fin..jaja muy muy chidas tus fotos! que bueno que fuiste al zócalo!
besos

X said...

El santo.

Vilknk said...

órale están padrísimas!!
el próximo año, a Cuernavaca!!!