5.22.2007

confidencias... narraciones en el micro

Hace una semana, bueno, para ser exacta el miércoles pasado regresé de mi viajecito a Acapulco, así que llegué a Taxqueña y agarré el micro que me deja enfrente de mi casita, traía mi maleta, chica, pero maleta, y pues el micro se llenó, como siempre, me senté en el asiento detrás del chofer, junto a una señora muy amable..
En el momento en que me senté, me saludó con un buenos días y comenzó a platicar.
Señora - Vienes llegando de vacaciones?
Ana - Si, algo así.
S- Acapulco verdad? se te ve el colorcito de la playa...
A- Si, estuvo rico
S- Yo fui en febrero con mi hija y mi nieta... fue el inicio del rompimiento (suspiro)
Sabes, tu que estas jovencita a ver si me ayudas, has de tener como la edad de mi nieta, 17 años ¿no?
A- No señora, tengo 26 años
S- Jaja, perdón hija, te ves muy chiquita, bueno, de todas maneras, dime qué piensas... Desde que nació mi nieta yo la he consentido mucho, le he dado regalos, la llevaba a parques, de vacaciones, cosas así, lo que hacen los abuelos, ya sabes... Y pues ahora que estábamos en Acapulco, me di cuenta que mi nieta y mi hija habían cambiado mucho, ya sabes, el dinero y el nuevo esposo...
A- Ajá
S- Pues un día le compré una faldita de mezclilla a mi nieta, me costó 345 pesos!!!, y pues mi nieta ni me lo agradeció... Mi hija luego me dijo que para qué me hacía mensa, que sabía que mi nieta sólo me estaba usando, y se aprovechaba de mis buenos sentimientos y mi buen corazón y claro, mi dinero... Yo le dije que no lo creía, que siempre nos habíamos llevado muy bien y que nunca me pedía nada, yo se lo regalaba por mi propia cuenta... (2 suspiros) Entonces le fui a preguntar a mi nieta si me quería como yo la quería a ella y ella contestó muy grosero, claro abuela no seas tonta, ¿cómo no te voy a querer si me compras todo lo que quiero? ¿Por qué son así?
A- Ay señora, no lo sé, tal vez es que está en la adolescencia y pues no mide sus palabras, pero seguro la estima mucho.
S-No sé, yo mejor ya no trato con ellas, me duele mucho ver que haya cambiado tanto, ahora sólo piensa en muchachos y fiestas, ya se le fue lo bonito de ser niña.
A- Es que ya está creciendo señora, así pasa, seguro a usted le pasó igual.
S- Si, pero yo seguía acompañando a mi abuelita a todos lados, ¿tu no tienes abuelitas?
A- No señora, pero pues sí la entiendo, no se preocupe tanto, algún día su nieta y su hija se darán cuenta, ya me tengo que bajar, que tenga un buen día, no se preocupe tanto... a veces la distancia ayuda en las relaciones.
S- Gracias hija, que te vaya muy bonito y que tengas muchas más vacaciones!!!
Así me bajé del micro, pensando, pues cara de qué tengo para que platiquen de la nada conmigo en el micro??? jajaja, espero haberle hecho el día un poco más liviano a la señora....

10 comments:

Chester Cuadra said...

sigo impresionado de todas las avnturas que te tocan vivir en los micros metros asoleaderas y mas...

tienes algo... caray

al menos los viajes son algo entretenidos,

huy que la señora se agarre por que apenas empieza!

Manolo said...

uorale
'no tienes abuelitas?' jeje

eso de la cara, pues normalmente te tocan buenas personas, si debes tener algo... porque en 'mi oficina' llega a platicarme cada loco, que ufff, nooo, si yo les contaaara.
aguas vecina, coyoacán esta llena de locos.

the lines on my face said...

si si, mucha aventura, ya un día nadie me va a creer....quiero conocer locos en coyoacán!!! y ya no tengo abuelitas :(

the lines on my face said...

no tengo idea, mi viaje taxqueña casa no es tan largo para entrar en detalle de si era su única nieta, jajajaja, loquis.

Angawen said...

Pobre viejita, yo pienso lo mismo que tu. No es lo mismo tratar con una niñita a una adolescente, sobretodo por lo dificil que es esa etapa.
Ojalá y la viejita se haya animado un poco.
Saludines!!

Adawolf said...

Que los demás confíen en tí espontáneamente?... a eso se le llama tener ángel, encanto, luz en el alma...

Vilknk said...

:)...
y coincido con manolo, en una oficina cafetera conoce uno caaada persona(je)...
algún día tú tmb serás una narración en el blog de alguien, saludos Anita!

Roxana said...

Aw... lo siento por la señora porque yo si tengo a mis dos abuelas y aunque una de ellas es mas como mi mama llego un punto en el que la relacion ambio drasticamente ya ahora la veo maximo 3 veces al año. Las personas crecen y cambian... no hay nada mas dificil que asimilar eso.
Y!!! Yo tengo una cara de mamona que... quiza por eso nadie nunca me hace platica en transporte publico >.<

Megara said...

Yo tampoco tengo abuelos...bu :(
A mi también me ha pasado, en el camión o en la parada del camión...jaja hubo una época donde muchisima gente me platicaba ahora no. Supongo que ese "encanto" ya se perdió un poco...

Queen Alice said...

¡Me cagué de risa con lo de diecisiete! Yo parezco de catorce... esteeeeem, bueno esa es mi chaquetita, que me veo tan jovenzuela como una chicuela de secundaria... pero creo que no =(

Por otro lado, adoptando una actitud seria, no mames, me molesta sobremanera que los hijos y los nietos y quien sea se comporten así, mal agradecidos. Aunque también hay padres y abuelos culeros, pero son más los menores los que no saben qué pedo con la vida, o saben pero les vale verga hacer sentir mal a los que se preocupan por ellos. En fin. Quiero abrazarla.

Saludos y un abrazo para usted también!