4.03.2007

corremos















Creo que toda mi vida he corrido, por tratar de hacerlo todo a tiempo o antes de tiempo, nunca entregué tarde una tarea ni llegué tarde a clases (qué matada!!!) terminé mi licenciatura a temprana edad (bueno, antes que muchos), me eché un diplomado y mi maestría en menos que lo que canta un gallo, y pues sí gané experiencia, conocí muchos lugares, más gente, crecí, pero pues ya basta de correr.
Lo peor es que cuando quiero dejar de correr otra vez sale algo que me hace ponerme igual de neuras, hace como un mes fue eso de que vino mi amiga francesa y tuve que andar del tingo al tango como guía de turistas... luego lo de la mudanza, y ahora, por más que me apuré a ver ciertos planes que tenía pensados para el verano, pues todo salió mal y ahora no me voy a ningún lado... bueno quién sabe, pero no a donde había planeado ir...
Ya estoy cansada de correr, quiero caminar, quiero disfrutar un poco más el tiempo que tengo sin tener que andar en la loca... y no sé cómo!!!!
Seguiré apurándome, tengo que terminar de pintar las paredes de mi cuarto que tienen un espantoso color salmón rosado, guacatelas!!!! Ya sólo les falta una mano más, y la semana que entra a hacerlo a mi gusto al estilo Ana.
Quiero ir a las playitas del DF, si voy, prometo fotos... pero no lo sé, no quiero correr, jaja.
Saludos a todos y ya ando de regreso

8 comments:

el_x said...

Avanza a tu ritmo, no al de los demás.

Pero es tu forma de ser; igual y un buen descanso no te caería nada mal. Te recomiendo caminar dentro de una iglesia mientras no haya gente o caminar en la alameda como a las 7 de la noche.


Un café y una buena relajación.
Nos leemos.

;)

zinderella said...

a mi me pasa lo mismo, necesito de vez en cuando una serie dosis de soledad en la cual no convivas con amigos ni novios ni familia ni nada ni nadie. solo tu. hechate cremita en los codos, haze un te, cortate las u;as de los pies, lee. consientete, riega tus plantitas y respiraaaaaaaaa

Linda said...

jejejjee....entiendo lo que dices...a veces pienso que me hubiera gustado tomar un tiempito entre la maestria y el doctorado, pero ni modo...algunas personas tenemos ciertas neurosis...jajajjajaa.

Saludos

Manolo said...

yo también antes corría y corría, hasta que un día entendí que si seguía así un día voltearía y vería todo borroso por la velocidad... o como decimos en mi fac: "son carreras, no carreritas".
Aunque a veces pienso que ahorita ya estaría a la mitad de la maestría, en lugar de ese año y medio que me falta para terminar la carrera.
Por ahora a disfrutar la ciuda´ y nuestra villa olímpica '07... ya me imagino en el verano saldrá la risa en vacaciones 25; villa olímpica o algo asi.

Ale Morando said...

a veces ocurre que queremos terminar todo rapido, es la forma en que hacemos las cosas pero también es bueno tomarnos un tiempito,detenernos y admirar lo que tenemos a nuestro alrededor que luego no lo vemos por andar corriendo jajaja

saludos y un abrazote amiga!!!

Angawen said...

Ay amiga.... pues es que eso de la adrenalina que nos tiene como locas de aquí para allá a veces es todo un problema. Pienso que a la larga tendremos una vida mas productiva que muchos otros.... pero si, a veces hace falta saber cómo detenerse y disfrutar un poco de lo que te rodea.

anais said...

corramos a descansar... dejémonos pensar que a ratos nos da miedo pero nos deja soñar... no???
somos felices de todas formas... inevitablemente

Vilknk said...

El síndrome de la prisa creo que lo inserta el ritmo de la ciudad... no hay que eliminarlo! es re-necesario... sin embargo... la atención necesaria a la actividad necesaria.... sólo es cuestión de eficacia energética :S
adiós!
atte:
comisión federal de energía de la ciudad cholulteca.