4.19.2007

Agárrate fuerte!!!!... narraciones en el micro

Hoy decidí ir al centro, ahora el metro no me queda tan tan cerca, pero así paso por el micro antes y me divierto un poco más...
En la mañana el solecito pegaba duro, yo digo que son los rayos radioctivos del sol más la contaminación, jajaja (qué risa)... Así que todos los tripulantes del super micro íbamos sentados en el centro del micro, ya saben, la ventanilla vacía...
En los asientos de enfrente venían un niño como de 5 años y su papá, comiendo una rica torta de tamal (bueno, se me antojó un choooorro) Un poco antes de llegar a Taxqueña, por el puente que cruza Tlalpan, el papá le dijo a su hijo: "¡¡¡Órale, levántate que ya casi nos bajamos!!!" El niño se levantó después de su papá pero venía un poco adormilado, por lo mismo iba tropezando con la gente que pasaba, ya llegando por donde yo estaba sentada el papá dijo "¡¡¡agárrate fuerte!!! Te vas a caer..." Entonces como el niño no alcanzaba a detenerse de los tubos o de los asientos, pues tan fácil, se atrapó de mi, se aferró a mi sudadera y de paso a mi brazo, y yo en lugar de otra cosa, me empecé a reir como loca. Pensé que se espantaría, pero no, empezó a reirse sin parar, asi que los dos reíamos y el papá sólo decía, "sí agárrate fuerte pero no de la señorita, ah que niño este!!!, eso de segurito te lo enseñó tu mamá... usted disculpe señorita" y yo ni le podía decir nada porque no podía parar de reir y el niño se reía más y me agarraba más fuerte... finalmente llegó su parada, el niño me soltó del brazo pero me dio un abrazo y me dijo adios.
Yo seguí riendo por otro rato hasta que llegamos a la parada final... luego contaré lo que sucedió en el metro. ;)

10 comments:

Manolo said...

hoy estaba leyendo en mi banca, y una niñita pasó y pegó con la mano junto a mi, la ví con cara de ¿qué te pasa? pero luego luego me reí, como que agarró la onda y pues no tuvo de otra que reir y salir corriendo con su mamá... aaaa esos niños en el micro.. ojala las chicas hicieran lo mismo.. hehehe

Ale Morando said...

jajajaja que chistoso!! al menos el niño no se cayó y tú tuviste otro momento gracioso en el micro :)

saludines

anais said...

aaay los niños, por eso me caen tan bien... entre los 0 y mmm 9 años... de ahi en adelante ya no tanto... jejej pero si, yo tambien me ataco de la risa, he andado en camion ultimamente (mas de lo que acostumbro) y me ha pasado cada cosa... ahi luego les cuento jeje... soy tangerine anaaa... pero ya me tomare fotos algun dia, lo prometo... por lo pronto espero tus fotos y te mando besos
ciao!

Adawolf said...

Jeje los niños son muy graciosos, pueden a uno alegrarle el día tan fácil.

Yo lo vivo cada día con mis sobrinos que aún estan chicos, pero ya me los imagino dentro de unos 8 años... van a ser unos pingos hehe

diego (eco de vos) said...

buen retrato urbano, al fin me acuerdo de vos. eres la blogger amiga de la negrita, nos vimos en el concierto de waters, estuvo de huevos no??

the lines on my face said...

Hola a todos, efectivamente, me rio como loca y encontré mi alma gemela en risa en el micro, lo peor del caso es que después de eso me estaba haciendo pipi, así me pasa muchas veces... Gracias por sus comentarios, y de verdad que ojalá que los niños fueran siempre así de locos, risueños y simples, si fuéramos todos así, la vida sería más chida no? saludines

el_x said...

Lucas; esos chilpayates son la ley. Definitivamente es la mejor época de la vida.

Saludoles niña cara rayada.

:)

Angawen said...

Que bello niño!!! Ojalá los adultos fueramos tan espontáneos como ellos.

Seguiré leyendo lo que pasó a continuación ;o)

Queen Alice said...

Hahahaha ¿"eso segurito te lo enseñó tu mamá"? ¡Está de lujo eso! Imagínate a una señora que se pasa la vida sosteniéndose de los brazos de otros en el micro... reí muchísimo... leeré la continuación.

Vilknk said...

p.d. amo la antropología urbana :)