3.14.2007

La fotografía...otra ventana a nuestro mundo

La última entrada que publiqué en este blog causó muchas opiniones, y por ello hoy decidí escribir un poco más sobre fotografía, después de todo, ha sido parte de mi vida y fue mi tesis de maestría.
Evitemos la historia tediosa de la fotografía, o los tecnicismos triviales, lo que yo quiero expresar aquí es la realidad de la fotografía. Hay varios tipos de fotografía, la que vemos y la que observamos, la que criticamos y la que contemplamos, la que sentimos y la que expresamos.
La fotografía para muchos es más que un hobbie o una pasión, es un trabajo. Gastan un dineral comprando rollos para conformar un portafolio, pasan horas sentados esperando que alguien los reciba en un periódico, revista, editorial, en donde sea, para que puedan presentar ese trabajo.
Finalmente lo logran, y consiguen ser fotógrafos de algo en específico, deportes, nacional, amarilla, roja, el color o sección que sea, ¡y aguántese aunque no sea lo suyo!
El fotógrafo enfrenta camaracasos en las entrevistas, frío, calor, guerras, desastres, hambruna, pobreza, dolor, y toma miles de fotos, de las cuales sólo una es la buena o 6 cuando mucho, y sólo con las buenas le pagan...
Vienen los concursos, manda una fotito, 2, sabiendo que las posibilidades son 1 en un millon o menos posibilidades si es en algún tipo de concurso internacional, no hay ventajas como en la literatura de que si tienes experiencia en obras publicadas o si tienes muchas exposiciones, o muchos contactos, no hay forma de saber cómo te irá, qué pensarán los jueces.
Da la casualidad que los jurados de un concurso de fotoperiodismo se apantallan más por las fotos sociales-espectaculares, de guerras, desastres, problemas en cualquier sociedad del mundo, y por ello muchas de las fotografías premiadas son esas, aquellas que nos plantean un problema global, que nos quitan la venda de los ojos, que desenmascaran al mundo.
Y claro, siempre hay gente que piensa que no es una forma "humana" y "respetable" de ganar dinero, pero caray, es un trabajo y es algo que se tiene que dar a conocer, y si es premiado es por el trabajo realizado, al igual que un premio nobel en literatura, o física, o biotecnología, al igual que un académico gana millones en alguna universidad porque en algún momento planteó una teoría muy radical que sirvió para dar partida a muchos procesos socioeconómicos, políticos o lo que sea.
El fotografo merece reconocimientos por su esfuerzo; rara vez, sino es que nunca, el fotógrafo de escenas de guerra, dolor, sufrimiento, se pone a pensar: caray, con esta foto voy a ganar el pulitzer o el premio de la worldpressphotography. En esos momentos tan caóticos, en esas escenas tan fuertes, lo que piensa el fotógrafo es en salvar su pellejo y en capturar un momento, un momento de nuestro mundo, en donde no todo es de color de rosa, en donde no todos tienen acceso a internet, a un blogger; en donde la cámara y el fotógrafo quedan conectados con la escena, la inmortalizan, la hacen revivir mil veces, en exposiciones (después de las premiaciones), en el periódico o la revista para la cual trabajan.
“You photograph here, you photograph there, you speak with people, you understand people, people understand you. Then, probably, you arrive at the same point as Cartier-Bresson, but from the inside of the parabola. And that is for me the integration of the photographer with the subject of his photograph… An image is your integration with the person that you photographed at the moment that you work so incredibly together, that your picture is not more than the relation you have with your subject” (S. Salgado, Bloom interview)
No es triste el hecho que les den un premio por hacer esto, no es tampoco vergonzoso, es parte de su oficio, su trabajo, es la forma en que se ganan la vida, y no es por morbo, es por presentarnos el mundo, a nosotros expectadores, el mundo que muchas veces no queremos ver, el mundo con el que jugamos a la gallinita ciega.

7 comments:

the lines on my face said...

nota: la foto que puse es de una que me tomó mi mamá con mi primer cámara, era una viejita que ya ni funcionaba bien, pero siempre son buenas primeras experiencias.
Mi abuelita estaba en el fondo preparando el superpastel receta de familia, también tengo fotos mias del proceso de hacer ese pastel... pero esas no las tengo aquí.

Manolo said...

"La vida pasa y la imagen permanece".-Ramon y Cajal

Como lo dije en mi comentario del post anterior... lo triste es lo que pasó en oaxaca; el fotógrafo hizo su trabajo, y lo hizo demasiado bien.

Angawen said...

Hablando de fotos... no creen que gracias a las cámaras digitales esto se ha ampliado mucho?? Como ya no tenemos que imprimir las fotos y gastar rollos a lo loco creo que muchas personas sin estudios de fotografía ya pueden obtener muy buenos resultados

Linda said...

Hay muchos usos que se le pueden dar a una foto...se pueden usar como para informar, para inspirar, para recordar, para congelar un instante...y es decisión de la persona sacando la foto que es lo que quiere hacer con ella...y finalmente las personas necesitamos de imagenes que nos hagan reaccionar/sentir. Asi que si alguien quiere darles un premio? venga!

el_x said...

Vaya, lo sentí personal jajaja.

Creo que me deje llevar por una foto ganadora hace no se cuanto tiempo (prometo buscarla en la red).
La imagen mostraba a un niño con ambruna (sic) y detras de él estaba un enorme buitre; casí como esperando el momento de comenzar su carniceria.

La fotografia ganadora fue exhibida y su fotografo fue reconocido y aplaudido; en eso que llega un cabrón y le pregunta.
¿Y que pasó con el niño?...

El niño murio; el fotógrafo ganó una buena feria y no se que hizo con ella...Tiempo despues declaró este fotógrafo que esa era la peor fotografia que habia tomado en su vida; entró en depresión y se suicido.

Por eso ópino que es gacho lucrar con dolor ajeno; dar dinero a costa de la imagen de alguien muriendo.

Va va va, el mundo no es chido y cada día se pudre más. No puedo evitar sentirme vacio al ver esas imagenes. En principio (fundamental) es una pena que existan cosas así en el mundo.

Gracias por el Link de las fotografias.

Ale Morando said...

el trabajo de fotógrafo es sumamente interesante, aunque como bien lo dices, sufren muchas cosas en el proceso, guerras, hambre y presencian momentos irrepetibles que congelan con sus cámaras y que luego el mundo puede ver y discutir

a mi en lo personal me encanta la fotografía, guardar un instante para siempre congelado en una foto para mí vale mucho.. si hubiera un incendio lo primerito material que rescataría serían mis fotos.. son mis tesoros :)

gracias a las cámaras digitales, todos podemos hacer nuestros pininos en la fotografía pero no me negarás que el momento mágico de un fotógrafo es revelar en un cuarto oscuro y ver apareciendo poco a poco la foto que tú mismo tomaste con tanto esmero..

saludines y sigamos tomando fotos :)

the lines on my face said...

Gracias a todos por sus comentarios, definitivamente la imagen dice más que mil palabras, y una imagen es más impactante en nuestro cerebro, como platicamos nobody, es algo que entiendes fácilmente, y por lo general, la idea que quiso dar el fotógrafo, queda clara en el espectador... lo de la foto digital, sí ha abierto muchas fronteras, y ha aportado más felxibilidad y comodidad, lo importante es lo retratado y lo expresado. Lo del fotografo que se suicidó, sí también lo recuerdo, y de verdad que nos da a entender mucha de la realidad de un fotógrafo.
En cualquier trabajo, profesión, oficio encontramos esa "responsabilidad moral" o el "dilema moral", y cada quien lo "soluciona/resuelve/ayuda" de diferente manera, el fotógrafo lo hace así... ;)