1.19.2007

una probadita de lo que extraño

A los 3 años, de regalo de reyes (mi abuelita, alias Melchora) me regaló un balón de futbol.
Mi mamá estudió en la UNAM, así que yo era Pumita por herencia y conveniencia, jaja, y evidentemente mi balón era de los pumas... Inmediatamente, adquirí los shorts, calcetas, camiseta de los pumas, y me metí a jugar creo, los fines de semana a su equipo de futbol... sólo recuerdo ser la única niña. No duré mucho tiempo ahí, nos mudamos a Cuernavaca, y mi pasión por el fut se quedó en mi... jugaba con mi balón en la sala mientras mi mamá trabajaba, a veces mi abuelita jugaba conmigo.
En la primaria jugué por mucho tiempo, los recreos siempre contaban con una super portera, una super defensa o una super delantera... claro, era la única niña jugando en la cancha, siempre rodeada de niños. Y en las tardes con mi abuelitas. La secundaria transcurrió casi igual, sólo que también adquirí el gusto por pasar horas viendo fut en la tele... mi mamá no sólo gritaba por los moretones, rasguños, raspones, sino por los sábados y domingos de sólo futbol... Además entré a jugar futbol rápido con las Chivas Cuernavaca, oh qué traición para mi mamá, pero era el único equipo y ni me dejaban jugar oficialmente. Estaban los supercampeones y los goleadores, tenía todos los albums de los mundiales y conocía a todos los jugadores nacionales e internacionales.
En la prepa por fin llegué a jugar con mujeres y contra mujeres, me parecía un juego desordenado, caótico, sin chiste, me desesperaba mucho los primeros partidos, tenía que jugar en casi todas las posiciones para sentirme útil y para que se medio ordenara el partido... Después de 3 juegos me acostumbré, mi amiga Ruth y yo hacíamos buena dupla. Fueron los 3 años de prepa jugando fut en cancha de cemento, era muy doloroso caerse, pero siempre valía la pena el esfuerzo.
En la universidad intenté varias veces armar mi horario de tal forma que me diera tiempo de ir a los entrenamientos de fut de la UDLA... nunca lo logré. Jugué futbol rápido, en la famosa cancha de arena de la UDLA, fui parte de las antropólogas, de las grafitis, de las a-garras... fueron experiencias muy buenas, llenas de goles, de enojos, de golpes, de lesiones, de entusiasmo... y se acabaron... Se acabaron los partidos de las 10 de la noche con un frío impresionante, donde suplicábamos por jugar con pants bajo la lluvia y el frío... se acabaron los árbitros diciendo: juegue juegue. Se acabaron las celebraciones en el pulque y las pizzas, el futbolito... se acabaron tantas cosas... se acabó la capitana-ana...
Fui a jugar después de terminar la uni unas dos veces más, me sentía rara, triste, torpe... se había terminado... se acabó mi conocimiento de todos los futbolistas en el mundo, se acabaron mis fines de semana de fut. Siguieron las cáscaras de los viernes por las tardes hasta que la pelota ni se viera... recuerdo la cáscara de mi despedida... y desde ahí, desde el 2004 ya no he jugado fut... creo que sí fue esa la última vez que jugué... no lo recuerdo bien...
Como quisiera volver a hacerlo, volver a descargarme con un balón... reír, luchar, llorar, vivir el futbol que tanto me llenó.
Nota: Intenté poner una foto, pero no se pudo, a ver si después se deja esta cosa

6 comments:

Ale Morando said...

amiga, como olvidar esos partidos caóticos, los trancazos, las horas libres en que jugábamos con los demás hombres del grupo y éramos las dos únicas mujeres en la cancha...

eran buenos tiempos :) mi pasión futbolera la traía desde niña, al igual que tú, pero fue gracias a tí y las tardes que pasábamos viendo a Paolo Maldini en el AC Milan que mi conocimiento y amor por el fut creció aun más... yo fui Necaxista de nacimiento jajaja aunque mi familia le va al Veracruz, jugaba fut en la primaria pero sólo en deportes, a pesar de el asma que padecí de niña no me dejé vencer ni por la enfermedad ni por las palabras de un profe de deportes que una vez me dijo "Mija, uste a sus libros" no sabes el gusto que me dio años después mostrarle mi medalla de Bicampeona Nacional de Conadeip, para que se tragara sus palabras...

Recuerdo que en la prepa, en La Salle fue cuando más me divertí jugando fut y en la UVM fue cuando ya jugué formalmente, al entrar lo primero que hice fue unirme al equipo de las Linces de la UVM y me tocaron años padrísimos, fuimos Bicampeonas Nacionales en Futbol soccer y Fut rápido y continué jugando también gracias a mi adorado Alex que me portereaba, jugaba en los descansos y en deportes con los demás chavos del grupo, siendo la única chava otra vez que jugaba fut.. cuánta falta me hiciste amiga en esos años... :)

entré a la carrera y permanecí otros años más en el equipo, cosechando triunfos, goles y derrotas y lo dejé por cuestiones de horario.... Aún visito esa cancha de vez en cuando, saludo a los entrenadores y juego una cascarita con ellos, reviviendo viejos tiempos :)

años después los fines de semana seguí jugando, con mi primo en la Anahuac del Norte, retas de futbol rápido y de soccer.. qué buenos recuerdos!! Gracias por este post amiga! ¿Cuando jugamos una cascarita?

un abrazotototote

Manolo said...

En la primaria jugaba basquet con mis cuates, todo el tiempo, llegábamos bien temprano para jugar, en el recreo, a la salida, en las tardes. El tiempo pasó, y todavía, hasta hace como un año jugábamos los domingos en un parque en la nápoles, con esos mismos compas de la primaria. Intentábamos hacer los mismos trucos que cuando pequeños, y seguían sin salirnos.

Jugué fut en la prepa, era divertidísimo, sobre todo porque en mi equipo estaban 3 del repre de pumas, era un desmadre, pero ganábamos. Teníamos el uniforme de holanda, pero éramos "la calabaza mecánica" o "los calabacitos", según los enemigos.
jeje... también "departamento de limpia del ddf".

Megara said...

Orale, no sabía que te gustaba tanto el fut! Qué chido...me hubiera gustado ir a apoyarte a la udla jaja! En antropología siempre decimos que organizaremos un torneo o juego y nomás nada jaja.
Si lo extrañas tanto, porqué no armas una cascaracon amigos, vecinos, alguien??

un beso!

anais said...

eeee yo justo acabo de ver un partido, y vengo y leo tu post futbolero...

goooooooooooooooooool!

jejeje bueno, yo nunca he jugado futbol, pero el ultimo año de mi vida debo aceptar que le he ido agarrando cariño.. de todas formas... siempre es muy chido tener pasiones. besoos

Anonymous said...

que ondas yo comparto tu gusto y dolor por el futbol en el 2004 despues de 5 anos de formar parte del equipo de soccer de la udla, sufri un accidente que me hizo desgarrarme todos mis ligamentos y desmadrearme los meniscos, una semana antes del nacional, fue un trauma muy fuerte y desde ese dia no he vuelto a jugar, pero si se de un equipo de exa udlas que se juntan los shabadabas para hechar la cascara en puebla por si te interesa, animo! atte zinderella

el_x said...

Pues yo afortunadamente sigo en este deporte que detesto ver por televisión pero que a la hora de estar en una cancha, me emociona y me divierte tanto.

Ahora me estoy preparando para un juego en los campos empastados artificialmente en el IMSS de mi localidad.

Miercoles a las 10:00 de la noche, unidad cuauthemoc, naucalpan edo mex; espero que no me saquen por no llenar el paquete.

Buena añoranza, arma una cascara con los posteadores, ya viste que hay mucho pambolero por la red.