12.04.2006

con puntos suspensivos... algunas verdades en cabezas de humanos...

No puedes depender de las cosas porque...
...como las máquinas, por ejemplo, se rompen o se oxidan o se pudren, o a veces ni siquiera se fabrican... o acaban guardadas en un garaje...
...como los zapatos de tenis, sólo puedes usarlos hasta cierto punto, con cierta rapidez, y luego tocas tierra nuevamente...
...como los tranvías. Los tranvías, aunque sean tan grandes llegan siempre al fin de la línea...
No puedes depender de la gente porque...
...todos se van.
...los desconocidos mueren.
...los conocidos mueren.
...los amigos mueren.
...unos matan a otros, como en los libros.
...hasta tus padres mueren.
Así que...
(por Douglas Spaulding (12 años) protagonista en el libro de Ray Bradbury "el vino del estio")
Los puntos suspensivos llevan a una reflexión sobre la muerte, algo que siempre nos preguntamos y dejamos en puntos suspensivos...
Pero los puntos suspensivos deberían de estar en la vida...
¿Podremos ser capaces de depender enteramente de nosotros mismos sin dejar que todo el entorno nos afecte?

3 comments:

anais said...

no existiria un yo sin un otro... como te separas de alguien si no existe... como no querer algo que no existe o como no afectarte.... vivimos rodeados de gente... siempre habrá de importarnos, así como lo que pase con nosotros y de qué forma afectamos a otros...
pero pues, sí, los sentimientos luego resultan confusos....
disfrutemos de todo
cada que podamos
digo, a veces lo feo ayuda a valorar lo bueno...
besosss

Angawen said...

Concuerdo en que no podemos vivir dependiendo solo de nosotros. Pienso que en teoria somos capaces de hacerlo, si nos vamos a un extremo de recolectar y cazar nuestro alimento somos capaces de hacerlo (al menos nuestro cuerpo lo es) pero seria una vida muy solitaria.
A veces es feo depender de alguien por el vacio que deja cuando se va.... pero pienso que vale la pena por todo lo que nos lleno mientras estuvo a nuestro lado.

Ale Morando said...

los seres humanos somos dependientes por naturaleza, pero no es tanto la dependencia física o que hagan algo por nosotros sino la dependencia psíquica o la compañía la que hacen que sintamos ese vacío cuando alguien nos deja...

sabemos que lo único que podemos asegurar es que algún día a todos nos va a tocar irnos y dejar este mundo, pero tomemos en cuenta que la huella que queramos dejar es lo qe vale la pena