11.14.2006

veneeeeeeeno de víiiiiiiivora, de alacrán, de abeeeja... narraciones en el metro

-Te digo, te la compras y te la pones en las manos y zaz, problema solucionado, mi esposa lo usa.
-Tu esposa tiene artritis ¿verdad?
-Sí, las medicinas no le funcionaban nada y un primo mio de allá de Iguala nos trajo un frasco de pomada de árnica, muy bueno.
-Pero este que venden aquí ¿qué? ¿crees que sea tan bueno como el de Iguala?
-Quien sabe, el árnica no es lo mismo que el veneno de quien sabe cuántos animales, esos hasta miedo dan, jaja
-Para tal caso, mejor nos dejamos picar por todos, y así ni 10 pesos gastamos!!!
-Claro compadre, para mi que es pura vaselina con olorcito a eucalipto, algo que cueste 10 pesitos.
(Veneeeeeeeeeeno de víiiiiiiiiivora, veneeeeeeeeeeeeeno de alaaaacrán, veneeeeeeeno de abeeeeja, todas las propiedades curativas, antireumáticas, para quitar moretones, para raspadas, para dolor muscular, coooooooooooompre la pomada milagrosa a 10 pesitos!!!!!)
-A ver seño, ¿me deja olerla?
-Te dije compadre, vaselina con eucalipto!!! Ya ni a buena árnica llegamos.
... No pude evitar escuchar toda la conversación entre dos viejitos en el metro, mientras una señora con voz nada melodiosa gritaba a todo pulmón lo que vendía... Al igual que ellos no sé qué tanto puedan servir las pomadas de veneno de todos los animales... pero valdría la pena investigarlo.

Nota: El árnica es una planta que crece principalmente en Europa, el sur de Rusia y Asia central. Sus flores amarillas brillantes contienen numerosas sustancias antinflamatorias, y analgésicas. Esta planta ha probado ser efectiva en casos de golpes, contusiones y dislocaciones, dolores reumáticos, e inflamación de la piel. Antiguamente se utilizaba internamente en casos de catarro común, bronquitis, tos y dolor de garganta. Sin embargo, aunque posee propiedades que la hacen efectiva en estos casos, su uso interno presenta riesgos de arritmia cardiaca, fuerte irritación del tracto digestivo y toxicidad en el sistema nervioso. Por esta razón en la actualidad sólo se recomienda su uso externo.
El Árnica provoca un incremento en el flujo sanguíneo al área en que se aplica. Su uso inmediatamente después de haber sufrido un golpe o contusión ayuda a evitar la aparición de moretones. En Europa ha sido empleada exitosamente durante muchos años aplicándola sobre la piel para aliviar el dolor y la inflamación de golpes y torceduras (http://www.saludparati.com/arnica.htm)

2 comments:

el_x said...

En el antiguo México los conocimientos de la Herbolaria eran tales, que la gente era sana casi casi por abligación.
Me parece que en estos tiempos, la herbolaria ha sido tomada como juego y como broma pesada ya sea por vendedores que te venden un sin fin de productos milagrosos en el mercado de sonora, que por cientificos que estan aferradon en la medicina sintetica.
No se bien como funcionan los venenos, solo se que la mayoria son una depresor (en grado extremo) del sistema nervioso central, asi que que si te pones en pocas cantidades y con otras cosas que tambien relajan los nervios, supongo que hacen que el dolor se valla momentaneamento.
Sería cuestión de investigar y de pedir la información mas confiable.

Tu que vives en el DF, pregunta en el mercado de sonora, a ver que tanto saben o que tanto te quieren dormir.
Sale pues.

Ale Morando said...

sería interesante estudiar a fondo las propiedades benéficas del veneno, las que si conozco son del de abeja que en serio sí quita los dolores reumáticos pero es por picadura, mi mama tiene una amiga que fue a un lugar en Coatepec donde hacen terapia de picadura de abeja para curar la esclerosis múltiple con muy buenos resultados, lo unico es que no seas alérgico a ese veneno

es cierto que muchas veces lo que venden en el metro no es tan confiable, pero el árnica si la consigues en alguna farmacia homeopática si ayuda, a mi me quitó los moretones del fut jejeje y cuando me accidenté me tomé unos chochitos de árnica y me quitaban bastante bien la molestia, no me gusta mucho recurrir a la medicina tradicional porque luego te arreglan de una cosa y acabas enfermo de otra jajaja

saluditos y continúa con las narraciones del metro, son la neta