11.02.2006

Día de Muertos, narraciones en el metro

Me subí cansada al metro, mis piernas temblaban, mis brazos con trabajos se podían sostener del poste para que no salgas volando en los frenones que se da el metro....
Eran las 11am, del día 2 de noviembre, la ciudad, el metro, las calles vacías, se ve que es puente.
En el vagón donde iba había escasas 10 personas, un viejito con su gorra de voto x voto, dos señoras con sus bolsotas de mercado, 3 chavas platicando y enseñándose mutuamente fotos en sus celulares, un señor dormido, una señora y su hija y yo... ya cuando el sonido del metro avisaba el cierre de puertas, lograron meterse al vagon (casi tirándome). Eran una calaca y una tia cosa con su papá.
Un niño y una niña que decidieron pedir calaverita en el metro, no creo que el día de hoy fuera muy exitoso, pero por lo menos sacaron unos 10 pesos por cabeza...
La cosa era muy graciosa, se ve que no veía, la calaca la iba tomando de la mano y guiando por nuestro vagón y el subsecuente... pero se iba dando de trancasos en todos los postes intermedios y la calaca sólo se reía a carcajadas....
Fue una buena manera de iniciar el día, me reí mucho con esos dos niños disfrazados en el metro.... después de todo, aquellos que vivimos en el df, sabemos que en el metro se encuentra de todo...

4 comments:

el_x said...

Yo tambien andube en el centro histerico y me fue bien; a mi no me toco ver a los niños pidiendo calaverita en los vagones, lo vi pidiendo junto a las taquillas; soy tacaño y no di un solo peso, se que es gacho pero muchas veces no te aceptan de buena gana algunos dulves que tengas, te piden dinero y luego sus jefes se los quitan; ya sera tema de un post.
Por cierto, te deje un comentario en tu cronica de microbus del toreo del 4 caminos.
hasta pronto.

Megara said...

Sí, creo que en todo el país, también aquí en puebla y cholula, muchisimos niños pidiendo calaverita...parece que no pero de peso en peso sí ganan algodón jaja. Tiene razón el x, lo malo esque muchas veces los padres caciques les quitan su dinero :(. Aún así, me hizo reír tu historia, me la imaginé perfecto.

Ale Morando said...

Amiga siempre hay historias que contar en el metro, ya que no falta el que te vende cosas raras, el que pasa cantando y pidiendo limosna hasta el que va moto o borrachín... me da gusto que iniciaras bien tu día con una sonrisa y algo de diversión :) El día de la confe de prensa, subi al metro con mi compañera Karen y nos tocó música en vivo, tocaba un chavo la guitarra con todo y su amplificador y micro y el otro traía un pandero e iba coreando las canciones jeje fue muy divertido porque estaban cantando "People are Strange" de The Doors y esa canción me gusta mucho y lo más chistoso es que conforme iba la canción pasando, se iba subiendo gente más rara al metro jejeje sigue por favor buscando estas historias urbanas que la verdad son muy divertidas
tqm amiga

Angawen said...

Jajajajaja tu y tus aventuras en el transporte publico, me encantan!! Creo que hasta deberias de tener un blog dedicado unicamente a esas historias que a todos nos sacan una sonrisa.
Saludines!!