9.14.2006

Arte en 3 países... de mis viajes y algo más.

Ya pasamos por la introducción de mis viajes, ahora analizaré algunos aspectos que se me hicieron muy interesantes.
En la historia del arte siempre ha existido esa muñeca fea en el rinconcito que es el arte popular, arte expresivo, arte para todos. ¿Por qué muñeca fea?, tal vez porque a ojos de críticos de arte no pasan de ser artesanías, grafitis o un juego... siempre en busca de sus famosos y prestigiosos cuadros o esculturas o ahora instalaciones dentro de museos.
En México vemos una diversidad de arte popular, arte con sentido, contexto, historia, cosmogonía, tal vez por ello tomé al arte huichol como tesis de licenciatura... vemos también el arte expresivo en muchas de las calles, México tiene historia de arte mural, y la sigue plasmando en algunos lugares, ahora como grafitis o pequeñas estampas pegadas en lugares estratégicos. Y arte para todos son aquellas notas de la calle, que dan colorido a nuestras ciudades... tantos anuncios hechos a manos como el que nunca podré olvidar famoso en Cholula: Chiles en hogada, o los interminables anuncios de todo tipo de tacos, comida corrida, tortas, u otros alimentos.
En Canadá, un poco más organizado, un poco más "europeo" encontré dos fenómenos importantes, uno es el concurso llevado a la realidad, en este año, un artista (indio local de la zona de vancouver) decidió poner osos de fibra de vidrio pintados con objetos representativos de la zona de British Columbia. Como otro aspecto artístico para todos, se pueden ver las diversas representaciones de indios Yukon, o del área, representando animales, totems de sus creencias, símbolos, playeras, etc.
Y finalmente en Brasil, en Río de Janeiro, pude ver una variada necesidad de expresar su propio arte, los castillos de arena, los cuales son creados por gente local, gente de favelas, trabajando durante una semana completa. Los grafitis de un grupo de jóvenes que en lugares comunes exponen su arte, el capoeira en las calles, los músicos de bossa nova al lado de restaurantes turísticos.
¿Para qué necesitamos encerrarnos en un museo a ver el arte elitista, copiado y estancado año tras año... por qué no vemos y apreciamos lo que está afuera, lo que no tiene una paga grande, lo que los críticos de arte repelen, lo que todavía no tiene nombre de ARTE?

2 comments:

recuerdoenplastas said...

me chocaron esos osos en canada, jaja..vi en vancouver y en el norte, prince george y ninguno me gusto..esta chido tu blog..como te llamas?!

anais said...

yo no he ido a canada... ni a londres, ni a paris...
no conozco rio de janeiro... y el arte siempre me deja pensando, como dice iván.. en qué si es arte y qué no... pero pues
me gusta el arte
me gustan los osos
el graffiti, los stickers que se ven por las calles... me gustan los colores y el movimiento, las fotos, la música y la onda de poder decidir lo que quiero ver y no ver, tocar y no tocar... oir y no oir...
sigamos quierendo al arte... sea cual sea este